sábado, 30 de enero de 2016

Reseña: Las carreras de escorpio

Título: Las carreras de escorpio
Saga: Autoconclusivo
Autora: Maggie Stiefvater
Editorial: Destino
Páginas: 400
ISBN: 9788408113331
Precio: 17,95





   En la pequeña isla de Thisby, cada noviembre los caballos de agua de la mitología celta emergen del mar. Y cada noviembre los hombres los capturan para participar en una emocionante carrera mortal. En las carreras de Escorpio, algunos compiten para ganar. Otros para sobrevivir. Los jinetes intentan dominar a sus caballos de agua al tiempo suficiente para acabar la carrera. Algunos lo consiguen. El resto, muere en el intento. Sean Kendrick es el favorito, y necesita ganar la carrera para ganar también su libertad. Pero Puck Connolly está dispuesta a ser su más dura adversaria. Ella nunca quiso participar en las carreras, pero no tiene otra elección: o compite y gana o... lo pierde todo.



   En una isla lejos del continente llamada Thisby se realiza una actividad algo diferente a lo que solemos ver. Esta isla está rodeada de agua con unas criaturas marinas muy peligrosas y a la vez hermosas. Esas criaturas son los capaill uisce también llamados caballos marinos. Estos seres, como bien indica el nombre, son caballos muy salvajes y muy peligrosos que viven en el mar que rodea esta isla, y que de vez en cuando salen a la superficie y mata todo lo que se encuentra por el camino, ya sean animales o humanos. Hay una época del año en el que estas criaturas salen con más frecuencia, y que los habitantes de la isla aprovechan para cazarlos, domarlos y participar con ellos en las peligrosísimas carreras de Escorpio. En ellas, todos los concursantes, montan sus capaill uisce e intentan por todos los medios evitar que el caballo se vuelva loco y que mate a su jinete mientras que intentan ganar la carrera.

   Llega de nuevo noviembre, y este año, Puck Connolly se ve obligada a participar para conseguir dinero para que su hermano mayor Gave no se vaya al continente y la deje sola con su otro hermano pequeño Finn al igual que hicieron sus padres hacen varios años al morir.

   Sean es el ganador consecutivo de estas carreras de los últimos 4 años y el favorito de todos. A lomos de su semental llamado Corr con el que comparte un vínculo enorme, no dejará que nadie le venza este año para poder conseguir así su ansiada libertad y la de su semental.

   Después de este largo resumen -no he podido hacerlo más corto, lo siento xD- empezamos con la reseña.

   El libro me ha encantado. Me atrapó -aunque no fue fácil- y no me aburrí de él en ningún momento. La razón por la que no me atrapó al principio fue porque este libro me parecía muy raro. Nunca antes había leído algo como esto, y menos aún un libro sobre unos caballos marinos. Me costaba mucho imaginarme a los caballos viviendo en el mar y haciendo las cosas que decían en el libro. Ese sentimiento de rareza se convirtió pronto en uno de admiración. La historia me parece muy original, y cada vez que iba leyendo me atrapaba más y más.

   Nunca antes había leído nada de Maggie Stiefvater -sí, temblor lo tengo en mi lista interminable de libros pendientes- y la experiencia que he tenido con ella me ha encantado. Me gusta mucho su forma de narrar, un estilo sencillo y como dije antes, me sorprendió mucho la originalidad de la novela.

   En este libro tenemos a dos protagonistas. Sean y Puck. Los capítulos se van alternando, cada uno lo narra uno de ellos, así que podemos conocer los sentimientos y pensamientos de los dos. Algo que me gustó mucho y que no sé si me pasó solo a mi fue que a consecuencia de que los dos están al mismo nivel de protagonismo, no sabes quien ganará la carrera. Vuelvo a repetir que no sé si me habrá pasado a mí, pero cada vez que pensaba en la carrera me decía a mi misma que podría ganar Sean, Puck, los dos, o ninguno. Ese sentimiento de desconcierto que me creó la novela me gustó mucho, porque me evitó anticipar el final.

   El personaje de Puck no me gustó nada. Me pareció una persona demasiado irritante que se enfadaba por todo y desde el principio de la novela no me gustó nada. Sean fue todo lo contrario. Me enamoró desde el principio, y lo admiré mucho por la relación que mantenía con estos terroríficos animales, sobre todo con Corr.

   El romance entre ellos no me convenció nada, pero tampoco me importó mucho porque creo que la novela no lo necesitaba para ser espectacular.

   El final me emocionó mucho, me pareció muy hermoso, y me llegó al alma -es que en serio, me encantó la relación de Corr y Sean- aunque el final final no me gustó, acabó de forma muy brusca y pienso que no dio la información que pedía el libro al acabar.

   En definitiva si queréis leer algo completamente diferente os lo recomiendo mucho, vale mucho la pena y no os aburriréis.

Puntuación:







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada